0
Mujeres

ATALAYA

27 de julio de 2021

(Parte I) 

Sabias que Dios te ha llamado a ser un Atalaya? Qué significa eso?
Es ser un vigilante a traves de la intercesión. Un intercesor tiene la oportunidad de ser llamado Amigo de Dios.
Te gustaría?

¡Ser un Atalaya es ser un intercesor, y ser un intercesor es ser amigo de Dios!

Juan 15:14-16 

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.  Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.  No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. 

Hoy aprenderemos de Abraham.
Una amistad segura en Dios.  

La jornada de vida del patriarca Abraham es conocida por nosotros.  En el libro de Génesis encontramos las crónicas de su vida, cómo Dios lo llamó de Ur de los caldeos, llegó a Harán y luego a Canaán.  

 La Palabra dice que Taré, el padre de Abraham salió de Ur de los caldeos para ir a la tierra de Canaán, pero llegaron hasta Harán y se quedaron allí, más tarde Taré murió en Harán; no te detengas en Harán, avanza.  Un Atalaya tiene que continuar caminando a la meta, no puede detenerse.  

Genesis 12:1-4a 

Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.  Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Y se fue Abram, como Jehová le dijo; 

 En ese momento se llamaba Abram, aún no había tenido un cambio de nombre, de naturaleza. En este pasaje, él recibe una gran promesa de parte de Dios.  ¿Vemos con claridad de los pasos que debería tomar? ¡NO!  Lo que vemos es que sencillamente Abram decide confiar en Dios y hacer lo que le había dicho.  

Un Atalaya confía en Dios, en esa amistad que tiene con Dios.  

Nosotros fuimos creados a la naturaleza de Dios, como seres humanos, Dios nos hizo con la habilidad de comunicarnos, si bien recordamos el inicio de la creación todo fue hecho por la palabra hablada de Dios, la Biblia nos dice en varias oportunidades que cuando oramos, Él nos escucha y nos responde.  

Abraham recibió la promesa de que sería una gran nación, pero su mayor dificultad, fue que no tenía heredero, sin embargo él sabía que si Dios lo dijo, ¡lo haría! Tuvo confianza.  

 Dios le da un hijo, y a los 13 años el Señor se lo pide en sacrificio.  Abraham no dudó, decidió confiar en Dios, esta fue su prueba, Dios probó el corazón de Abraham, y después de esto no tuvo la menor duda, podría confiar en él, Abraham vino a ser un amigo confiable para Dios.  

Abraham es la primera persona en toda la Biblia que fue llamado Amigo de Dios.  

Isaías 41:8

Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo. 

Santiago 2:23

Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 

 Veamos esta linda amistad de Abraham con Dios; cuando el Señor le pedía algo, él respondía como como un hijo que es amigo de su Padre, con amor, respeto y confianza de preguntar y aún de hacer sugerencias. Pues Abraham era amigo de Dios.  

 UN ATALAYA DEBE SER AMIGO DE DIOS. 

¿De dónde viene esa seguridad, este tipo de confianza?  

Abraham trabajó para ser justo delante De Dios. 

Fe, integridad y justicia, son elementos esenciales en la vida de un intercesor.  A través de su década de amistad, Abraham aprendió a reconocer la voz de Dios y también entendió que podía comunicarse con Él.  La llave que abrió la puerta a Abraham fue: una amistad íntima con Dios.  

Un Atalaya debe tener una buena comunicación con Dios. Recuerda que la comunicación es de dos vías.   

Genesis 18: 

Y los varones se levantaron de allí, y miraron hacia Sodoma; y Abraham iba con ellos acompañándolos.  Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?  Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.  Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.  Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Jehová.  Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío?  Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él?  Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos.  Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza.  Quizá faltarán de cincuenta justos cinco; ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y dijo: No la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco.  Y volvió a hablarle, y dijo: Quizá se hallarán allí cuarenta. Y respondió: No lo haré por amor a los cuarenta. 

 Sé un Atalaya de tu hogar.   

(Vr. 19) Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.  

El resto de la historia en esta conversación, termina en que el Señor no encontró ni siquiera 10 justos en la ciudad.  

Ezequiel 22:30 – Nueva Biblia de las Américas 

Busqué entre ellos alguien que levantara un muro y se pusiera en pie en la brecha delante de Mí a favor de la tierra, para que Yo no la destruyera, pero no lo hallé. 

Dios Habla Hoy 

Yo he buscado entre esa gente a alguien que haga algo en favor del país y que interceda ante mí para que yo no los destruya, pero no lo he encontrado. 

  • Un Atalaya levanta muros de protección sobre su ciudad.Lot falló en esto, no logró levantar ni siquiera a su propia familia.  Ser Atalayas es levantar a mi familia en el temor a Dios.  
  • Ser Atalaya es ser amigo De Dios 
  • Ser Atalaya escuandoa través de la Justicia, la fe y la integridad, mi comunicación e intercesión son cada vez más claras. 

Es el tiempo para que te levantes como el atalaya de tu casa, de tu ciudad, de tu nación.  Juntos podemos levantar muros de protección y ver la bendición de Dios en plenitud en nuestras vidas. 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply gabriela 28 de julio de 2021 at 18:42

    quiero ser un atalaya para mi familia

  • Reply elisabeth 3 de agosto de 2021 at 23:35

    quiero apre der mas

  • Leave a Reply

    ×